Actas de sesiones del Patronato Universitario de la Universidad de Sonora 1953-1973

El 19 de agosto de 1953, el gobierno del estado de Sonora, publica en el Boletín Oficial, la Ley número 39 de enseñanza universitaria, abrogando así la Ley número 92 de fecha 22 de noviembre de 1938. Con esta nueva ley se sustituye al Comité Administrativo por el Consejo Universitario (autoridad superior); y aparece la figura del Patronato, quien va a tener a su cargo la autoridad administrativa.

Las funciones del Patronato, según la nueva ley eran:

I. Administrar en los términos de la Ley el patrimonio universitario y sus recursos ordinarios, así como los extraordinarios que por cualquier concepto pudieran allegarse.

II. Formular y aprobar los presupuestos generales anuales de ingresos y egresos, así como las modificaciones que se les hayan de introducir durante cada ejercicio, oyendo al Consejo Universitario en los términos de la fracción VIII del artículo 21.

III. Designar a los empleados que directamente estén a sus órdenes para realizar los fines de administración a que se refiere la fracción I de este artículo.

IV. Rendir al Consejo una balanza de comprobación trimestral y un balance general anual.      

V. Determinar los cargos que requieran fianza para su desempeño y el monto de ésta. 
VI. Gestionar el mayor incremento del patrimonio universitario, así como el aumento de los ingresos de la Institución; y

VII. Las facultades que sean conexas con las anteriores.

El Patronato Universitario quedó legalmente conformado el día 22 de septiembre de 1953, resultando como miembros de la mesa directiva los señores Constantino A. Laborín, presidente; Roberto Rodríguez, vicepresidente; Gustavo Mazón, secretario; Roberto B. Astiazarán, prosecretario; Raymundo Barrera, tesorero; Carlos B. Maldonado, protesorero; y Carlos Escalante, comisario. (Acta de la sesión constitutiva del Patronato de la Universidad de Sonora, Expediente 1, Legajo 1, Caja 13).

Enseguida, el ingeniero Norberto Aguirre, rector de la universidad, expone al recién integrado patronato el programa de trabajos para el año lectivo que iniciaba. Entre éstos estaban “la de reorganizar totalmente la universidad cuya declinación es visible y que (se) ha requerido buscar la manera de rehabilitarla; que para ello será necesario reponer numerosas plazas desocupadas de maestros y algunos directores; rehacer y perfeccionar la Escuela de Enfermería; ampliar y equipar la Escuela Secundaria; ampliar y equipar la Escuela Preparatoria; dotar de equipo y materiales a la Escuela de Farmacia; dotar de equipo a la Escuela de Comercio y reorganizar la Academia Libre de Dibujo y Pintura… que debe de abrirse desde luego la (escuela) de Ganadería y Agricultura,… la Escuela de Derecho; que hay que preparar la organización de Ingeniería… que hay que construir edificios, adquirir laboratorios; en resumen poner en funcionamiento la Universidad en todos sus aspectos, y, a través de un sistema de extensión, ligarla con el resto del Estado para que todo el Pueblo de Sonora tenga interés y acceso a ella”.

Conociendo el Patronato todas estas necesidades expuestas deciden respaldar al señor rector de “manera absoluta” en todo y trabajar incansablemente para solventarlas.
 
El siguiente día, 23 de septiembre, el Consejo Universitario, procede a cumplir con el artículo 5 transitorio de la ley número 39, recién aprobada, que consiste en hacer entrega al Patronato del patrimonio de la Universidad de Sonora. Los miembros del patronato presentes lo reciben de entera conformidad. (Acta número 1 Bis, de fecha 23 de septiembre de 1953, Expediente 1, Legajo1, Caja 13).

En 1954, la Ley número 39 de enseñanza universitaria sufre algunas modificaciones relacionadas a las funciones, facultades  y atribuciones del Consejo Universitario, el Rector y el Patronato. (Véase el Boletín Oficial del Estado de Sonora, Número 32, Tomo LXXIII, del 21 de abril de 1954).

En los años siguientes, el Patronato Universitario, gestionó ayuda con el gobierno estatal y federal, y con algunas instituciones como la Fundación Rockefeller, para poder alcanzar los objetivos que se habían propuesto.

Este organismo, adquirió terrenos, mediante compras, permutas o donaciones, que hicieron se ampliará la Universidad; consiguió subsidios de parte del gobierno estatal y federal para construir y reconstruir edificios; equipar a las escuelas y facultades que lo requerían y apoyar a los estudiantes, maestros y empleados en sus solicitudes.     
Se crearon nuevas escuelas, en Santa Ana: la Escuela de Contabilidad y Administración y Administrador de Ranchos; Navojoa: Escuela Preparatoria Unidad Regional Sur y Hermosillo: Escuela de Ciencias Químicas, Escuela de Altos Estudios, Escuela de Economía y otras. Se funda además El Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CICTUS).

El 22 de agosto de 1973, el Congreso del Estado aprueba la Ley número 103 orgánica de la Universidad de Sonora, dando fin a la figura del Patronato para dar inicio con una nueva autoridad: la Comisión de Asuntos Hacendarios. Sin embargo, no fue hasta febrero de 1974, cuando el Patronato hace entrega de todos los bienes de la Universidad a la recién creada Comisión de Asuntos Hacendarios. (Acta número 95, de fecha 25 de marzo de 1974, Expediente 10, Legajo 3, Caja 13).

Los presidentes del Patronato Universitario fueron: Constantino A. Laborín (1953-1955); Ignacio Soto (1956-1962); Ernesto Camou Jr. (1962-1967); Ingeniero Francisco García Quintanilla (1967-1969) y Enrique R. Mazón L. (1970-1973). Los secretarios fueron los señores Gustavo Mazón (1953-1967); León García S. (1967-1969) y profesor Rosalío E. Moreno S. (1970-1973)

Lic. Rosalina Núñez Márquez
Área Histórica